21.5.06

México impone fuertes limitaciones a extranjeros.

Pues andando navegando por el vasto mundo del internet, me tope con este articulo, bastante interesante, y muy cierto, a mi punto de vista, asi que pues por aqui se los dejo...

MEXICO (AP) - Si Arnold Schwarzenegger hubiese emigrado a México en vez de a Estados Unidos, no hubiese llegado a gobernador. Si el bombero de origen argentino Sergio Villanueva, héroe en los atentados del 11 de septiembre, hubiese emigrado a una ciudad mexicana, no hubiese revistado en ese organismo.
Aunque el gobierno mexicano presiona a Estados Unidos para que garantice otorgar la ciudadanía a millones de indocumentados, y suele acusar de "xenófobas" a las políticas estadounidenses, México impone grandes limitaciones a los que no han nacido en su territorio.
En Estados Unidos sólo dos puestos, la presidencia y la vicepresidencia, están reservados a personas nacidas en territorio estadounidense.
En México, los no nativos tienen prohibido el acceso a ésos y a miles de otros puestos, incluso si son ciudadanos naturalizados legalmente.
Los mexicanos nacidos en el extranjero no pueden ser miembros de ninguna de las cámaras del Congreso. Tampoco pueden acceder a legislaturas regionales, a la Corte Suprema, a las gobernaciones ni a los concejos municipales de muchos estados.
La Constitución reserva la mayoría de los trabajos federales y cualquier posición en las fuerzas militares y la marina mercante a "mexicanos nacidos en el país".
Recientemente el gobierno mexicano fue más allá. Desde por lo menos 2003, ha estimulado a las ciudades a que no contraten a personas de origen extranjero en funciones de bombero, policía o juez.
La Secretaría de Gobernación de México, que recomienda las prohibiciones como parte de un "modelo" de estatutos que distribuye a los gobiernos locales, no pudo citar un fundamento legal para extender esos límites a las poblaciones del país.
Luego de ser contactadas al respecto por The Associated Press, autoridades federales eliminaron en dos estatutos el requisito de "mexicano por nacimiento", aunque dijeron que la modificación no tenía nada que ver con las preguntas de la AP.
Un funcionario de la Secretaría de Gobernación, no autorizado para divulgar su nombre, aseguró que esos estatutos habían estado bajo revisión por algún tiempo y estaban en vísperas de ser modificados.
Pero en tanto los estatutos "modelo" son una guía vigente para dar forma a las legislaciones locales, muchas ciudades a lo largo del país han incorporado las prohibiciones. Ello a pesar de que los extranjeros representan un porcentaje magro de la población mexicana y casi no son una amenaza en la lucha por obtener puestos de trabajo.
Los nacidos en el extranjero constituyen apenas 0,5% de las 105 millones de personas que conforman la población mexicana, mientras que en Estados Unidos son 13% de un total de 299 millones.
México nacionaliza a cerca de 3.000 personas al año, mientras que en Estados Unidos el promedio es de casi medio millón.
David Kim, presidente de la Asociación México-Coreana _la cual representa a unos 20.000 sudcoreanos, muchos de ellos naturalizados_ cree que es necesaria una mayor apertura de México, tanto en el nivel político como en el de negocios.
Kim considera que las leyes de inmigración son muy difíciles, y los obstáculos dificultan la competitividad. Ello, destaca, a pesar de que pocos extranjeros llegan a México buscando un empleo en el sector público.
Recientemente, en un artículo sobre migración, J. Michael Waller, del Centro de Políticas de Seguridad de Washington, fue aún más directo. Sugirió que la Constitución mexicana era una guía útil "si Estados Unidos estaba buscando modelos legales para fundamentar sus nuevas leyes con el fin de restringir la inmigración y expulsar a extranjeros violadores de la ley".
Algunos mexicanos coinciden en que su país necesita cambiar.
"Este país necesita ser más abierto", comenta Francisco Hidalgo, de 50 años, productor de vídeos. "En parte para modernizarse, y además por la contribución que (los extranjeros) pueden hacer".
Otros expresan un punto de vista más común, la desconfianza hacia los extranjeros. Según los académicos esa característica tiene su origen en la historia de invasiones extranjeras a México y en la pérdida de territorio que el país sufrió en la guerra con Estados Unidos de 1847-48.
Con relación a los cientos de miles de centroamericanos que llegan anualmente a territorio mexicano, el chofer Arnulfo Hernández, de 57 años, comentó: "A aquellos que quieren ir a Estados Unidos, debemos mandarlos para allá. Pero los que se quieren quedar en México, por lo general traen malas intenciones. Quieren robar o comerciar con drogas".
Algunos creen que se están realizando avances. Para ser presidente de México ya no se requiere ser hijo de dos mexicanos. La ley fue modificada en 1999 para que se pudieran postular candidatos como el actual mandatario Vicente Fox, cuya madre es española.
Pero el cambio es lento. El estado de Baja California todavía requiere que los candidatos para la legislatura local demuestren ser hijos de dos personas nacidas en México.

1 Almas al descubierto:

  1. Hola!, en busca de una información me encontré con esto, bueno soy Mexicano y creo que más que xenofobo es algo como 'derecho a robar', si, aunque es lastimoso aceptarlo en México las personas de los altos puestos, principalmente del gobierno, se dedican a robar, los mexicanos no hacemos nada al respecto, al contrario si alguno que quiera cambiar eso llega al poder cae en la tentación, y además inculcan el 'Nacionalismo' y nos quieren llenar la cabeza con mentiras, como sea, creo que si una persona Naturalizada es mejor y esta mejor preparada que un nacido mexicano, se merece el puesto al cual aplica, y además si hace buen trabajo es unn extra, basta de mexicanos que obtienen puestos con sobornos, por abajo de la mesa.

    ResponderEliminar

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar, y viven en dos islas distintas...