8.10.11

Conjuro



Tumbada en esta cama de colchas blancas
Conjuro a la muerte,
Soñándola con los ojos abiertos
Imaginando mi paraíso iluminado de poetas peregrinos.

Tomaría el café de la tarde de otoño,
Fumando un cigarrillo,
De la mano de Jaime y Federico,
Cantaría con voz melodiosa la canción desesperada,
Buscando el consuelo de mi alma…enamorada.

En mi paraíso utópico,
Mario me serviría el te,
Dándome la bienvenida a sus alcobas,
Con sabores de ayer.

Mientras llega mi hora,
Entre sueños  y conjuros,
Las letras de mis amantes imaginarios
Me acompañan en la cama de colchas blancas.

3 Almas al descubierto:

  1. muy buen conjuro para una noche de luna, invita! jeje
    :D

    ResponderEliminar
  2. Y en las mismas sabanas blancas, donde todo empezó, termina el incesante camino de quien tanto te deseo...

    ResponderEliminar

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar, y viven en dos islas distintas...