11.6.07



Su mirada estaba aturdida, borrosa por las lágrimas contenidas,
las manos temblorosas,
escuchando solo el rápido latir de su corazón.
Esperando con aparente calma el fin.
No quiero, se repetía una y otra vez, no quiero que termine así...
Y en sus labios pequeños se dibujaba sin sonido
un lo siento que se perdía en la resequedad de su boca...
Y se repetía con cada respirar:
"Lo siento, lo siento, lo siento..."
Y sudorosa, desperté...






"...Que estoy dejando de callar que te amo
que me detienes la respiración
que atraen mi vida tus puertos tiranos
a donde siempre apuntó mi amante embarcación..."

2 Almas al descubierto:

  1. a veces ni toda el agua del mundo refrescan los labios que callan un te amo...

    ayy chale me sorprendi a mi misma jiji
    saludos bonita

    ResponderEliminar
  2. Cuando pedimos perdón de esa manera aunque sea en sueños, es porque hay algo dentro de nosotros que no nos hemos podido perdonar primero

    besos

    ResponderEliminar

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar, y viven en dos islas distintas...