18.12.12

En el café de la manaña (O se ama o no se ama)



Te levantas un día cualquiera, te preparas tu café como siempre, te sientas en el sillón en el que pega el sol, y miras al vacío, pensando, siempre pensando…
Pero este día es diferente, tu pensamiento deja de ser soñador, te das cuenta de que la vida se te ha ido escapando de las manos y te has ido quedando vacía, que tu vida desde hace bastante tiempo ha dejado de pertenecerte, que todas las decisiones que has tomado en los últimos 7, 8 años han sido tomadas basándote en sus opiniones, en sus necesidades, dejando de lado lo importante que tu eres, dejando de lado tus alas y tus sueños.
Ves el presente, y notas que en toda tu vida solamente eres la sombra que le sigue a todas partes, la seguridad de que si algo falla tu vas a estar ahí, siempre….
¿siempre?
Terminas el café, con la absoluta decisión de dejarlo en el pasado, enterrarlo junto con todo el daño que te hace consiente o inconscientemente.
Has tomado la decisión tantas veces, has escrito tantas cartas, has derramado tantas lagrimas y nunca se conmueve, nunca decide luchar, eso debería de haberte dado una pista de que sus vidas nunca estuvieron destinadas a estar juntas….
¿cierto?
Decir adiós es tan complicado todas las veces, pero es una palabra, una acción muy necesaria, decir adiós, levantarse, volver a sentirse bonita, sonreír…
O se ama, o no se ama, es así de simple.

1 Almas al descubierto:

  1. Pues creo que es totalmente cierto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar, y viven en dos islas distintas...