5.7.11

Carta Abierta



Querido sujeto:
El día de hoy quiero aclarar varios puntos que no me parecen correctos dentro de esta "relación de ensueño"
Primero, es necesario que sepas que no soy un trofeo, no, aunque lo pongas en duda, soy un ser humano, que siente, que respira, que vibra; quisiera me trataras con el mismo respeto con el que tratas a tu madre, que no se te olvide que todos venimos de una mujer.
Segundo, yo tengo los mismo derechos que tu, de votar, de vivir, de trabajar, de amar, de desear, yo tengo el mismo divino derecho de sentir el deseo de compartir mi cama de vez en cuando, sin que me juzgues y me tomes por puta, no lo soy, en todo caso, si yo soy una puta, entonces tu que serás?
Tercero, no soy perfecta sabes, no tengo el cuerpazo de modelo esquelética que los enloquece a muchos, tengo las marcas que dejo la maternidad en mi cuerpo, las marcas que han dejado los años, la risa, el buen vino y el buen sexo. No esperes que a mis treinta y tantos aun tenga la firmeza que tenia a los veinte, es imposible, a menos claro que recurra a miles de cirugías estéticas para quedar completamente insensible y no sentir tus caricias en mi piel, no poderme mover, ni amamantar a los hijos que de mi vientre nazcan.
Toma en cuenta esto que te digo, piensalo, meditalo en tu cabeza que puede con millones de funciones matemáticas, pero que no puede con una mujer fuerte, honesta, que no tiene miedo de tomar el toro por los cuernos y decir a los cuatro vientos, yo quiero, yo merezco y lo voy a obtener, porque es mi maldito bendito derecho.
He dicho!

1 Almas al descubierto:

  1. Hijodela que fuerte jajajajaja saludos amiga ya sin twitter te ostigare por aki

    ResponderEliminar

A veces el amor une a dos seres que no saben nadar, y viven en dos islas distintas...